Retrato

Me entrego y soy

25/12/19

Σοφία

El viento, mi cómplice,

me acompaña al horizonte

volando sobre este valle

donde dejo mi lamento

 

Por las corrientes de aire,

en el soplido de unas velas,

tu suspiro. Me dejo conducir

a ninguna parte; soy brisa

 

De la libertad no me queda

sino el recuerdo, de escoger

entre las estrellas mi quimera.

En el cielo sólo veo tu luna

 

El color en las flores,

la juventud del niño

y el sabor del mango,

que te debo, lo has tomado:

 

y compartes con la vida

la esencia de las cosas.

Tu caldero, bruja, es el mar de mil colores;

tu nombre el arquetipo

 

Mis palabras balbucean

como la niña deslumbrada

por el cubo de marfil o la rueda que torna:

siempre corta, para su asombro

 

El misterio de tus ojos reina

en la tierra y los sueños

con la intriga, tu vestido,

riges ciencias y escuelas.

¡Sofiante me declaro!

 

No fui yo quien hizo

depender de mi penoso vicio

la utopía de tu risa, que es lo mismo,

tu amor de mi vida

 

03/09/19

Lo que creamos

En los milenios quedará plasmado

pues el papel ya fue escrito

la verdad consumada no admite ser negada

la tinta ya secó

 

En cuanto amores y pasiones

lo que el blanco inmortaliza se talla en el alma,

resguarda el papiro el cariño eterno

si profesado fue, el tiempo

dejará de existir.

La verdad será la hoja

 

17/09/2016 – 15/11/19

 Mi sino

Había zarpado entre las ramas

armando los caminos en este valle inhóspito

corría tras la luna

y tu sombra entre los árboles

 

Fue una noche en castidad

cuando dormía en un convento

que admití que mi presagio

era el aroma de tu pelo

 

Miraba con anhelo la madera

aguardando que girara la perilla

siendo ello tus manos

y que tus pasos acabaran en mi pecho

 

Dieron las velas y el encierro

la estocada a mi lamento

de verte entre las cosas

como principio y fundamento

 

Dios otorgó el mandato, la esencia

que daría vida al barro de mi cuerpo,

Él apuntó en tu trazo

la premura de mi tiempo

 

Pude oír de los textos su mensaje

y descifrar el testamento

mi destino no era otro

que amar a la humanidad

concentrada en tus ojos

 

14/05/2016 – 18/11/19

 

 

Soñador sin tapujos

Vivo por el calor

así lo he dispuesto.

Vivo por el roce de los cuerpos

en camas de amor flotantes

de girasoles y ramas

 

Lucho porque los días demuestren

bondad y belleza

porque las risas superen al llanto

y tus gemidos de libertad

opaquen al yugo de las formas

y la frialdad mecánica

de este mundo aveces desalmado

 

Creo que en el candor de unos ojos

que expresan la mirada,

del futuro y la contradicción,

está el sentido: la lucha por tu anhelo

 

Me inspira el tacto de dos hojas

que decidieron contra el viento

caer juntas;

un par de bocas sedientas

que se mezclan en el caos

de sus pasiones y delírios

 

Estoy convencido que la viveza y calor,

los aromas de tu piel

son las únicas realidades

que me importan, que me hacen vibrar

y que llenan mis pupilas de lágrimas

de un llanto conmovido

que atestigua la belleza

 

Soy un aventurado del amor

sin miedo a sentir, a ser vulnerable,

a confiar, a dejarme caer.

Me he llamado a mí mismo

defensor de la vida

un guardián enano y exiguo

de la ternura y la amistad

 

No me apena mi cruzada

porque miro al sol

y sigo tus pasos

 

24/09/19

El deber

 

No soy un héroe

que mira a las hordas tras sus estandartes

para sonreír confiado.

Soy un lancero en primera línea

temeroso por la batalla

 

No soy un héroe

de corazas encantadas y espadas místicas,

en cambio un soldado raso

con tan sólo dos combates

y un escudo profano que robé de un difunto

 

No soy un héroe

veloz en su montura

escapando de las flechas,

Sino un infante abrumado, por la sangre

tan solo, intentando sobrevivir las embestidas

 

Yo era un bardo

de rutas juglares que iba

y venía, a todas las posadas

con las historias y epopeyas

del tiempo de los sabios y las ninfas.

Fui reclutado en medio de la gira

sin ninguna otra excusa

más que salvar al destino

 

Yo era un leñador

en los bosques ancestrales

cuidándolo los helechos

que encendían las moradas

 

No soy un héroe

ensimismado entre las llamas

de la noche, un cobarde lancero

aferrado a los suyos

cuando caen las filas 

 

No soy más que un niño

ignorante de la guerra,

cuya única conquista

es el amor de la doncella.

He tenido que enlistarme

y luchar por mi tierra

 

09/10/19

 

 

 

 

No llames, sólo empuja

Soy una pequeña casa en las montañas

donde la llave de tu bolsillo

siempre funciona

y una chimenea encendida

te resguarda del frío,

cuya despensa permanece llena

de tus vegetales y semillas

en la que el fogón de leña hierve una sopa

y las mantas siempre están tibias

 

Soy una morada para recogerse

sin que haya ruido

sino música, que es silencio,

de un olor a pino seco

y que deja sus ventanas

entrar dos ráfagas de viento

para refrescarte

 

Soy un hogar que te espera

para secar tus lágrimas,

darte chocolate espumoso

mientras sanas

 

Soy un retiro de la vida

una caricia en tus mejillas,

una cama donde caer muerta

y soñar con las risas

o un niño

para despertarte, algún día

con los ojos bien puestos

 

No soy más que una postal

a la orilla de tu espejo

insistiendo en tu valía

y que todo lo mereces

 

Soy esa cabaña

que dejaron tus ancestros

con el sólo fin de guardarte

y que la habites por siempre

… o a ratos

07/10/19

 

 

 

La complicidad

 

Eres la maravilla de un niño

que mira con asombro

el vuelo de las aves,

una estocada a ciegas

o disparos al aire

 

Soy el método

con el que hilas

las premisas de la vida,

una palabra astuta

para nombrar el soplido invisible

o la simbiosis de tu pelo

Eres el impulso del deseo

el movimiento imparable

del viento que empuja

y el mar que arrastra.

Soy el canto inmóvil

de unas campanas

o la luz precavida de un faro:

siempre en la costa

 

Eres el abrazo tibio

yo el amor disciplinado

tú un misterio indescifrable

mientras mi ser un druida

enclaustrado en explicarte

 

Eres una lucha utópica

que esperanza el cambio

como una colonia

que se emancipa de sus banderas.

Soy una canción de cuna

que protege tu sueño

un abrigo para el frío

y las montañas elegantes

que cubren tu horizonte

 

Eres el gesto de la libertad, yo

un caleidoscopio del futuro;

me alegro

porque ahora entiendo

que no somos polos

sino complemento

 

08/10/19

 

 

 

 

Encontré mangos

No partimos para llegar a la meta

ni son los años progreso

o el pasar del tiempo muestra

inequívoca, que avanzamos

 

No es la vida un camino

que andamos ascendiendo

a la redención del cielo,

mejor miles de trochas

a ninguna parte, y a su vez

a todos lados

 

No veo en mi horizonte

una línea recta

para escapar de este valle.

Contemplo una llanura

con todas las opciones

 

Vamos tras la incógnita

de caer en un arbusto

o bañarnos en el río

sin que haya para nosotros

un destino

 

Al final no se llega,

pero se encuentra

acampando bajo un árbol

o armando en la colina tu cabaña.

Sobra que pensemos la vejez

y juzguemos de ella un reto

12/10/19

 

 

 

 

 

Mujer

 

Donde empieza tu idilio acaba

mi juicio en tus portales

de tiempo y los presagios

que haces en tus ojos:

 

Iluminan,

la luz de tus verdades

que han nombrado a los misterios

y alzan los pilares

 

Fuiste Eva en mis jardines

el hecho primigenio, de lo bello y el pecado

así es tu femenino: infierno y bondades.

No eras la manzana

sino el octavo día

 

13/11/19

Prosa de un vasallo

Vengo de una grieta en los pilares

que hicieron las raíces ancestrales

en los alcázares y los palacios

de  paciencia y dolores, abriéndose paso

 

Nací en un nido de lechuzas

amansado por las letras e ilustrado

en las leyes de la naturaleza.

Fui criado

por sabios y brujas que grabaron

en mi frente las verdades:

de no ser uno y agotarme

mejor andar hasta encontrarme

Las leyendas y los mitos repiten

en otras épocas mi sino

de darme como mártir

al servicio de los míos 

Mi espada es de madera

y su filo es el grafito

no vine a comandar ejércitos

sino a honrar mi apellido

En mi camino los triunfos y el decoro

no serán de platería

tampoco cuento mis riquezas

en estátuas y oropeles

 

La virtud la persigo en mis hermanos

y el goce está sólo en el cansancio

mi lengua son los gestos de Jesús y de Plutarco

es mi redención el sacrificio por tus cantos

 

19/11/19

Excomunión​

San Juan el discípulo elegido

que fue llamado a conducir los mártires

por los límites del imperio

para realizar el Reino, que es eterno

 

Hoy probando el vino que trajeron

de Antioquia y no de Canaán aparecido

cuestionó que deba ser Pedro y así

padecer crucificado, amarrado y torturado

 

El apóstol adorado hoy sueña

con arar los campos y vender el trigo

no quiere la castidad sino el deseo

y ya que leer sabe, conjeturar de la Torá

ser cabalista

 

Juan abraza la herejía

que es amarse antes que su género

no seguir el evangelio

y acomodar los mandamientos:

hoy es politeo y sonriendo

renuncia al martirio

 

05/02/20